Jornada intensiva en verano

La jornada intensiva en los meses de verano es una formula beneficiosa tanto para los empleados como para el empresario.

Deberíamos saber que no existe obligación de realizar la jornada continua, se trata de un acuerdo entre el empresario y los trabajadores o sus representantes. Este tipo de jornada se suele implantar en los meses de julio y agosto, coincidiendo con el menor volumen de trabajo en estos meses y una cultura empresarial ya implantada sobre este tipo de agenda. La regulación de la jornada laboral viene determinada por el numero de horas en cómputo anual, es por ello que no importa si en verano hacemos  7 horas mientras el computo anual sea el que estipula el convenio colectivo. Por esta razón la jornada intensiva no solo se puede aplicar en verano sino también durante el año, por ejemplo, jornada intensiva los viernes durante todo el año. Beneficios de la jornada intensiva

  1. Incrementa la productividad: la productividad de los trabajadores se ve incrementada, ya que, al tener una hora menos, se aprovecha sobre todo la primera parte de la mañana, para ponernos a trabajar, es cuando estamos más concentrados. ¿El resultado?- mayor volumen de trabajo finalizado.
  2. Aumenta la motivación: Cuando los empleados trabajan con una jornada continua, se sienten más satisfechos y con mejor disposición para el trabajo, ya que, tienen mas tiempo para dedicarlos a su familia, practicar deporte, etcétera.
  3. Reduce el estrés: cuando los trabajadores no tienen suficiente tiempo  para dedicarlo a sus tareas cotidianas, como hacer la compra, atender a la familia, o la practica de deporte, esto les produce ansiedad y repercute negativamente en su rendimiento.
  4. Planificación y optimización del tiempo: cuando disponen de menos horas de trabajo, el trabajador aprende a distribuir mejor su trabajo, ser más eficaces y resolutivos en sus tareas. Por lo tanto una buena planificación es necesaria para optimizar bien el tiempo. 
  5. Trabajo en equipo: en los meses de verano es cuando la gran mayoría de trabajadores desfrutan de sus vacaciones, situación que favorece  que el resto de los empleados se implique en las tareas y responsabilidades de los compañeros que están de vacaciones. Lo cual es una tarea complicada si los empleados no se sienten satisfechos en su trabajo.
  6. Cultura empresarial: un empleado satisfecho se siente más identificado con la empresa cuando siente que ésta se preocupa por su situación personal y familiar.
  7. Facilita la desconexión y mejora el descanso:  cuando el empleado sale a una hora razonable de su trabajo puede desconectar de los problemas laborales y descansar mejor, ya que en el caso de la jornada continua apenas han pasado unas horas desde que ha salido del trabajo, cena y se acuesta.
  8. Al disponer de más tiempo libre, puede trabajar y desarrollar facetas de su personalidad que tendrán una repercusión directa y positiva sobre su trabajo. 

Ce Consulting Roquetas de Mar, siempre a su disposición!